El Diario Montañes

Hemeroteca | Domingo, 26 de marzo 2017

Arranca el deporte escolar

El pasado fin de semana comenzaron las competiciones de baloncesto, balonmano y voleibol en categorías inferiores, que se unen, de esta manera, al fútbol cántabro

NOTICIA DE Pablo Sánchez
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Arranca el deporte escolar

Baloncesto. De izquierda a derecha, Fran, David, Guillermo, José, Jesús, Alberto, Diego, Ismael, Isaac, Javier y Raúl, del equipo infantil del SAB Torrelavega. :: SANE

PABLO SÁNCHEZ.-

Por fin ha vuelto el deporte escolar a Cantabria, tras un largo verano de descanso. La llegada del otoño trae consigo algo más que cuadernos, bolígrafos y libros de texto. Los más pequeños no sienten, únicamente, una cierta inquietud por el nuevo curso, temiendo la irrupción en sus vidas de un profesorado a estrenar. Muchos ya sueñan con otra etapa de juego y competición junto a sus compañeros y amigos. Y es que el deporte une, divierte y forma. Los más futboleros ya disfrutaron hace varias semanas del arranque de sus ligas. Así, benjamines, alevines e infantiles han disputado ya cinco jornadas, al igual que los grupos B, C y D de cadetes. El grupo A, por su parte, afronta su séptima semana.

Sin embargo, el baloncesto, el balonmano y el voleibol iniciaron su campaña el pasado fin de semana. Tres deportes de peso en la región, que afrontan el año con buenas perspectivas, a pesar de la coyuntura económica que atraviesa el país.

Para el presidente de la Federación Cántabra de Baloncesto, José Luis Teja, la temporada 2012-2013 parte desde el «optimismo». No es para menos. Este año se ha experimentado un aumento en el número de equipos que saltarán a la cancha en las diferentes categorías. En total, 160 escuadras. «Mantenernos es bueno, pero crecer es tremendamente positivo», asegura Teja. Además, permanecen constantes los participantes federados. Todos son, pues, buenas noticias.

«Yo creo que el papel de la selección española en los pasados Juegos Olímpicos ha sido determinante», afirma el presidente de la Cántabra. Y es que no puede resultar extraño que a los jóvenes les acabe picando el gusanillo del baloncesto tras admirar el espectáculo brindado por los Gasol, Navaro, Rudy y compañía. Un éxito olímpico que ha tenido muy buenas consecuencias para la salud de este deporte.

Asimismo, Teja no quiere obviar el apoyo de las instituciones para que el baloncesto pueda seguir presentándose como una apuesta apetecible, dentro de la oferta deportiva. «Siempre he pensado que si el Gobierno no recorta ayudas (y no lo ha hecho) los clubes podrían mantenerse e, incluso, aumentar».

El baloncesto, según su máximo mandatario regional, es un deporte «de los más baratos que hay. Pese a que la crisis provoca que cada vez sea más difícil montar equipos, en Cantabria son más -declara-. Es un deporte muy aceptado. Y funciona».

Gran aumento

El estreno de la temporada de balonmano será también una nueva experiencia para Alberto Urdiales, flamante presidente de la Federación Cántabra, que también ha subido en número de deportistas. «La temporada la afronto con muchísima ilusión -reconoce-. Hemos aumentado bastante el número de equipos».

Son 85 equipos los que, a día de hoy, conforman las ligas escolares. 49 masculinos y 31 femeninos. Son 13 equipos de cadete masculino; 9, de cadete femenino; 17, de infantil masculino; 11, de infantil femenino; 19, de alevín masculino; 11, de alevín femenino y, por el momento, cinco de benjamín mixto.

«Hay que agradecer a la Consejería el apoyo. El hecho de que exista seguro médico, así como se que cubra el desplazamiento anima a que se formen equipos», explica Urdiales.

El nuevo presidente sostiene que la Federación que dirige es «un poco atípica. Las inscripciones y licencias no tienen coste alguno para los clubes». Un dato que considera fundamental. Urdiales pone el ejemplo de otras comunidades autónomas como Madrid. «Allí, a un equipo cadete le puede costar competir alrededor de 500 euros. Aquí el gasto se limita a la ropa. Nosotros cubrimos una parte importante del gasto, porque queremos que los clubes tengan las menores trabas posibles».

Además, el balonmano femenino va, poco a poco, abriéndose camino. También aquí hay que echar mano de la experiencia olímpica. El ejemplo de las cántabras Verónica Cuadrado y Beatriz Fernández, integrantes de la selección española que conquistó el bronce en Londres. Sin duda, muchas niñas se han mirado en su trayectoria y han decidido este curso iniciarse en un deporte de gran tradición en Cantabria.

Nuevos jugadores

Caso distinto es el del voleibol. Un deporte que, más que el crecimiento, busca la continuidad de un proyecto muy golpeado por la crisis. La principal novedad para esta temporada, según su presidente, Fernando Gutiérrez es la «creación de tres equipos masculinos, algo que no se daba desde hace tiempo»: el Astillero, en categoría Infantil y el Voley Textil y el Laredo, en Cadete.

«En categorías superiores la situación es de auténtico desastre -lamenta Gutiérrez-. Hay muchas empresas que han quitado el patrocinio. Además, las instituciones están muy justas de dinero». Un panorama preocupante que combaten desde la imaginación. «Organizamos rifas, loterías, etc. Y trabajamos mucho».

La austeridad se ha convertido en el santo y seña de la Federación. «No queda otra. Por ejemplo, no nos quedamos en hoteles cuando viajamos. Vamos y volvemos en el día», afirma.


Buscador

Accede a nuestro CHAT...

Los jugadores de tu equipo te estamos esperando!

Vocento
El Diario Montanes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.